17 jun. 2011

Ana María Morou



No hay ninguna foto de Ana María Morou, condenada a 9 años de carcel, saliendo 7 años después.

En 1998, Ana María Morou fue acusada de asesinar a su marido prendiéndolo fuego tras rociarlo con alcohol. La Policía detuvo a Ana María Morou, de 55 años, en su departamento de Federico Lacroze al 2200, en Buenos Aires, Argentina. Seguía viviendo en el mismo lugar donde su marido, Miguel Angel Celcio, que se movilizaba en una silla de ruedas, fue calcinado el 6 de junio de 1997.

La mujer se sorprendió por la detención. Se vé que como pasó un año pensaba que ya no iba a pasar nada, dijo a Clarín uno de los policías que investigaron el caso.Morou trabajaba en la escuela técnica Mariquita Sánchez de Thompson, del barrio donde está su casa. Desde la muerte de su marido tenía licencia por recomendación psiquiátrica.

Mala relación Según surgió de la investigación del caso, la mujer habría matado a su marido después de mantener con él una fuerte discusión.Pudimos comprobar que la relación de la pareja era muy mala desde hacía bastante tiempo, dijo una fuente policial.Para los investigadores, la mujer, en medio de los gritos, le arrojó encima a su marido una botella de alcohol, y después le prendió fuego con un fósforo. Celcio no pudo defenderse: tenía mal de Parkinson y se desplazaba en una silla de ruedas porque no podía mover una pierna.Por el fuego sufrió graves quemaduras y fue internado en un sanatorio. Murió tres días después.Cuando declaró ante la Policía, la esposa de la víctima dijo que se había tratado de un accidente. Aseguró que un cortocircuito en el cable de un equipo de audio había provocado un incendio que alcanzó a su marido.

Los investigadores, en un principio, aceptaron la explicación de la mujer. Pero un tiempo después un hijo de la pareja fue a ver al juez de la causa para decirle que sospechaba que su padre había sido asesinado.En ese momento comenzó una investigación que avanzó con paso lento.

El juez dio intervención a la división Homicidios de la Policía Federal, que ayer detuvo a la mujer.IndiciosSegún explicaron fuentes de la investigación, hubo varios indicios que fueron inclinando las sospechas hacia Morou. Uno de ellos fue la pésima relación que tenía con su marido.Las pericias que se hicieron en el departamento arrojaron un dato clave: el cable del equipo de música que según la mujer había entrado en cortocircuito, en realidad se había quemado desde afuera hacia adentro. Eso quiere decir que el fuego no salió del mismo cable, sino de otro sector del departamento.Y hubo un elemento más. Al analizar los llamados que Morou hizo el día del crimen, los investigadores pudieron establecer que la mujer había llamado a la ambulancia recién una hora después de que su marido había resultado gravemente herido por el fuego.Con todos esos elementos en la causa, el juez ordenó la detención de Morou, que hoy podría ser indagada como imputada por el asesinato de su esposo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario