5 abr. 2011

Beverly Gail Allitt


Nace en Lincoln, Inglaterra el 4 de Octubre de 1968; fue paciente frecuente del Hospital de Grantham en 1986, entonces estudia enfermería en el Grantham College. Al graduarse solicita empleo en múltiples hospitales siendo rechazada, es aceptada en el Pabellón Cuatro de Pediatría del Grantham, risueña, se convierte en la enfermera favorita de los padres de los niños a su cargo; cuando fallecen, Allitt se muestra cercana compartiendo dolor y duelo.

En Abril de 1991, en el Pabellón Cuatro de pediatría la tasa de muertes se eleva. Allitt ha asesinado a 3 niños con infusiones de insulina y potasio, causando paro cardíaco. Mayo de 1991 es despedida para entonces ha matado un bebé más y lesionado a otros más.

Entre las víctimas están: Liam Taylor (7 meses), Timothy Hardwick (11 años), Bradley Gibson (5 años), Yik Hung Chan (2 años), Becky Phillips (2 meses) y Claire Peck (15 meses). El proceso más sonado es Katie Phillips (2 meses), resucitada de episodio apneico (por sobredosis de potasio e insulina), sufriendo daño cerebral permanente; la hermana había muerto poco antes; se revela que Beverly Gail Allitt la había liquidado.

Ella se declara inocente, asombra al Jurado con sus conocimientos y técnicas de tratamiento. Forenses y patólogos examinan a niños fallecidos y víctimas supervivientes y establecen que les han administrado sustancias letales; se dejar ver a Beverly Allitt como la única enfermera presente cuando algún niño sufría paro cardíaco o episodio fatal. Apenas si asiste a su juicio en 1993; sufría de anorexia y había perdido más de la mitad de su peso corporal.

Beverly Gail Allitt es declarada culpable por asesinato de 4 niños e intento de otros más, en el curso de 58 días de 1991, estando los niños a su cargo. Según Wikipedia en ingles, fue sentenciada a cadena perpetua. Los crímenes de Beverly Gail Allitt se pueden ver en la la película -Angel of death- o -The Beverly Allitt Story-.

1 comentario:

  1. Beverly Allit, probablemente tenía el síndrome de Mundhaunsen. Para llamar la atención. Otra loca más.

    ResponderEliminar