13 abr. 2011

Fred y Rosemary West


Rosemary Pauline West (n. 29 de noviembre de 1953 como Rosemary Letts) es una asesina en serie británica convicta en la prisión HMP Bronzefield en Ashford, Middlesex, Inglaterra. Fue condenada junto con su esposo y cómplice Fred West por el asesinato de 12 jóvenes mujeres (entre ellas también niñas), muchos de ellos ocurridos en la casa de la pareja en Gloucester, Inglaterra. Rosemary West y su esposo fueron arrestados en enero de 1973 luego de un asalto sexual. Quien los acusó fue la joven Caroline Raine quien escapó de ellos y los reportó a la policía local.

El insano hábito común de los West era secuestrar muchachitas jóvenes de las paradas de autobuses en las afueras de Gloucester para llevárselas y encerrárlas en la casa de ellos, para luego sodomizarlas, torturarlas y violarlas por días antes de asesinarlas.

Rosemary tenía un voráz e insano apetito sexual, disfrutando del denominado "sexo bondage" y del sadomasoquismo. Ella era bisexual y muchas de las mujeres que fueron secuestradas eran para satisfacer el apetito sexual de ella y de su esposo Fred, otro sádico sexual. También, Rosemary trabajó como prostituta y dos de sus clientes mantuvieron relaciones sexuales con las pequeñas hijas de Rosemary, bajo el pleno consentimiento de ésta, quien disfrutaba como sus hijas sufrían las relaciones debido a sus cortas edades. Esto ocurrido en abril de 1982 y julio de 1983. Los crímenes por los que Rosemary West fue sentenciada tuvieron lugar entre abril de 1973 y agosto de 1978. Charmaine West (hija de la anterior pareja de Fred; Rena) fue asesinada en junio de 1971 y enterrada en la primera casa de los West, en el número 25 de Midland Road en Gloucester. Otro cuerpo fue hallado en la segunda casa de ellos, en Cromwell Street donde se encontró el cadáver de Heather (hija del matrimonio Rose-Fred), asesinada en junio de 1987. En agosto de 1992, Fred West fue arrestado luego de ser acusado de haber violado en tres ocasiones a su hija de 13 años de edad. Luego, Rosemary fue arrestada por crueldad contra sus hijas. Este caso cayó cuando la hija del matrimonio se negó a declarar ante la corte en junio de 1993. Finalmente, todos los hijos de los West fueron separados de sus insanos padres y enviados a hogares tutelares. Este caso trajo sospechas sobre la responsabilidad del matrimonio West en la desaparición de su hija Heather West desaparecida en 1987. La policía ahora no creía en la versión de los West quienes decían que su hija había desaparecido y por ende lanzaron una enorme investigación para hallar la verdad

Aunque Rosemary nunca confesó los asesinatos, la evidencia contra ella era aplastante. Ella fue juzgada en octubre de 1995 luego del suicidio en prisión de su esposo, Fred. Finalmente, el jurado fue unánime. Rosemary fue encontrada culpable de diez asesinatos el 22 de noviembre de 1995 y el juez, Mr. Justice Mantell la sentenció a cadena perpetua diciendo: "Si la atención es puesta donde yo pienso, usted nunca será liberada".

Luego, un Juez Supremo decidió que Rosemary debía pasar 25 años en la cárcel antes de ser liberada pero tiempo después, en julio de 1997 el Ministro de Interior británico, Jack Straw sentenció a Rosemary West a morir en prisión. Es decir, nunca será liberada. Ella fue la segunda mujer en ser sentenciada a morir en prisión en Reino Unido, luego de la otra asesina en serie Myra Hindley quien murió en 2002. En los dos primeros años de sentencia, Rosemary West compartió celda con Myra Hindley.

En noviembre de 2002, un Juez Supremo dijo que Rosemary podría ser liberada en 2019 cuando ella tenga 66 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario