10 ago. 2013

Yolanda Ángel Hernández



Aunque el pasado martes había denunciado el robo de su bebé de dos meses de nacida, este día Yolanda Ángel Hernández reconoció que realmente la asesinó porque no paraba de llorar. 

Desde el martes se había emitido la “alerta Amber”, luego de que la mujer acudió, acompañada de familiares, ante la Procuraduría de Justicia del Estado para denunciar que una desconocida le había robado a su hija en un mercado de la junta auxiliar La Libertad, en este municipio. 

Ángel Hernández, de 29 años de edad, había asegurado que una mujer se llevó a su hija, luego de que le ofreció cuidarla porque ella no podía con las bolsas de las compras que hizo en el mercado. Durante el miércoles, buena parte de los medios de comunicación locales publicaron fotografías de la menor pidiendo ayuda de la población para encontrar a la bebé, que suponían robada. Sin embargo, después de interrogatorios, la mujer acabó por caer en contradicciones y confesar que realmente asesinó a la niña y llevó a los policías hasta un paraje del lago de Valsequillo, donde había abandonado el cadáver. 

Los familiares y el esposo de la mujer abonaron a las sospechas sobre Ángel Hernández, pues denunciaron a la policía que la madre golpeaba y maltrataba a la niña, que apenas tenía dos meses de nacida. Según la confesión de Ángel Hernández, el martes volvió a golpear a la pequeña porque no paraba de llorar y acabó por tirarla al piso. Para cerciorarse de que ya no tuviera vida, después de esto, la ahogó en un recipiente con agua.

Tras esto, se llevó el pequeño cadáver a un paraje del lago de Valsequillo, donde lo dejó semienterrado. Ese mismo día volvió a la junta Auxiliar de La Libertad y pidió ayuda a sus familiares, a quienes les aseguró que al salir del mercado una desconocida le ofreció cuidar a la niña, que a la postre se había llevado con rumbo desconocido. Primero, los familiares de la mujer y elementos de la Policía Municipal hicieron recorridos por la zona para tratar de ubicar a la supuesta mujer que se había robado a la niña, pero al no encontrar ningún rastro acudieron al Ministerio Público para denunciar los hechos.

La mujer acabó por confesar su crimen y llevó a los policías hasta el lugar donde había abandonado el cuerpo de la menor, la cual, de acuerdo a la necropsia, murió asfixiada por sumersión. Además presenta traumatismo craneoencefálico. Yolanda Ángel se encuentra en calidad de detenida y se espera que sea consignada en las próximas horas ante el juez penal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario