11 nov. 2013

Elida Aldaí Pérez



Una mesera que el año pasado asesinó de varias puñaladas a su concubino en una casa de la colonia Real de Palmas, en Zuazua, fue sentenciada ayer por el Juzgado Primero Penal de Escobedo, a seis años de prisión.

El juzgador dijo que en esta ocasión a la mujer se le aplicó la pena mínima de seis años, al considerar que esta actuó en defensa propia, pues era el ahora occiso quien pretendía privarla de la vida. Como Elida Aldaí Pérez, de 28 años de edad, fue identificada la mujer, quien dijo trabajar como mesera en el bar ” El Bronco “, en el centro de Monterrey, para poder solventar los gastos de la casa y poder mantener a sus tres hijos.

La mujer dijo que asesinó de una puñalada a su pareja sentimental, debido a que presuntamente la golpeaba cuando llegaba tomado a su vivienda. La mujer quien presentaba cuatro meses de gestación en aquella ocasión, dijo no estar arrepentida de haber cometido el crimen, pero que a la vez siente feo porque estará alejada de sus hijos al ser ingresada al penal para que enfrente el proceso por el crimen. La presunta homicida, dijo que el día de los hechos su pareja identificado como Alejandro Villegas Sánchez, de 29 años, con quien vivía en unión libre, llegó en completo estado de ebriedad y atacándola a golpes.

Dijo que el sujeto forzó la puerta de la casa con el cuchillo que utilizó para inferirle las heridas y que se la llevó hasta la recámara donde la siguió golpeando, dándole incluso algunos golpes con el puño en el abdomen, sin importar que presentara un embarazo de cuatro meses. Fue por este motivo por lo que presuntamente la mujer tomó el cuchillo y le asestó una puñalada en el pecho, que segó de la existencia al joven que se dedicaba a la venta de tortillas en su colonia. En sus declaraciones, la mujer dijo que el sujeto intentó sostener relaciones sexuales por la fuerza con ella, por lo que forcejearon con el cuchillo, logrando desarmar al sujeto y lesionándolo en varias ocasiones, lo que finalmente le costó la vida a Villegas Sánchez. La detenida aseguró no estar arrepentida de haber asesinado a su pareja sentimental, ya que según dijo constantemente la agredía a golpes y le exigía el dinero de su trabajo.

El arma con la que la mujer asesinó a su pareja fue recuperada por agentes, ya que cuando llegaron los paramédicos la mujer lavaba el cuchillo con el cual le dio muerte, para tratar de borrar las evidencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario