31 ene. 2016

Rosa Nelly Luna Cisneros



29 de Ene de 2016 Monclova, Coahuila.- Tras varios meses de tortura mental, escenas de celos y amenazas de muerte una inestable mujer narcotiza, tortura y asesina a su esposo; ¿El motivo? Una supuesta infidelidad que la fémina jamás pudo comprobar.

Ahora enfrenta la ley y podría pasar hasta 50 años en prisión por el delito de homicidio calificado con tortura, alevosía y ventaja.

Los antecedentes

Raúl Alton Garza era un profesionista que trabajaba en la Notaría #34 ubicada en Monclova; él como muchos hombres sufría violencia física, verbal y amenazas de muerte por parte de su pareja, Rosa Nelly Luna, quien lo habría asesinado a golpes después de sedarlo; luego, cometido el crimen lo enterró en el patio de atrás.

El hombre era víctima constante de abusos que siempre pasó por alto debido al gran amor que sentía por su esposa y su hijo de 4 años de edad, con quienes deseaba cristalizar un feliz hogar.

Sin embargo, las amenazas, extorsiones y agresiones físicas fueron en aumento desde noviembre de 2015, cuando la mujer comenzó un juicio de divorcio.

Empleados y clientes de la Notaría #34 fueron testigos de los continuos y lamentables arranques de furia y celos de Rosa Nelly Luna, quien no se detenía ante su presencia.
En una ocasión, Nelly Luna llegó de improvisto a la oficina mientras se celebraba un pequeño cumpleaños de una trabajadora; la esposa armó una escena de celos en el sitio y le aventó el pastel en la cara al profesionista.
Pocos días después, Nelly se encerró con Raúl dentro su despacho; la plática se convirtió en discusión y la mujer le rompió un teléfono en la cara al hombre causándole heridas de consideración.
Raúl a veces pedía a los empleados se ausentaran por una hora mientras su mujer llegaba. A su regreso lo encontraban con lesiones, moretones y rastros de suciedad y sangre en la ropa.
En otra ocasión, Rosa Nelly agredió físicamente a una mujer en la vía pública acusándola de ser la amante de su esposo.
Debido a las constantes humillaciones, el Notario solicitó a los empleados le negaran la entrada. Esto causó la furia de la mujer que incluso amenazó con prender fuego al inmueble con todo y personal adentro. Varios días estuvo la notaría cerrada para evitar cualquier siniestro.
Una trabajadora detalló en posterior audiencia que Raúl Alton se encontraba en un delicado estado mental y continuamente rompía en llanto de la nada. Él aseguraba que la quería mucho y deseaba un matrimonio feliz.
A mediados de diciembre, el hombre acudió en varias ocasiones a terapia psicológica donde quedó asentado su buena disposición para salir adelante.
Los hechos, confusos; integran carpeta de investigación
Según narró la mujer, el día sábado 16 de enero de 2016 a las 19 horas Raúl Alton Garza llegó a su domicilio en calle Héctor de la Fuente 1501 del Fraccionamiento Bugambilias.

Aseguró que acompañó a su esposo a comprar una pizza y un pastel para permanecer en casa viendo películas.

Sin embargo, detalló que cuando llegaron a su domicilio un par de hombres ya los esperaban. Según afirma la inculpada, los hombres sometieron a su esposo pero a ella la dejaron libre. La mujer se encerró con su hijo en una habitación con el TV a todo volumen; sostiene que horas después salió del cuarto y su esposo estaba muerto en el piso.

Según la versión de la fémina, los dos sujetos la amenazaron de muerte y la obligaron a cavar un agujero en su jardín donde depositó el cadáver.

Un día después, el 17 de enero, la madre de Raúl Anton habló con Rosa Nelly para saber de su hijo. La esposa le aseguró que se su marido se había ido a Piedras Negras por cuestiones de trabajo.

Dos días después, el lunes, el hermano de la víctima, Daniel Alton Garza levantó un acta por desaparición. La mujer fue citada en el Ministerio Público y todavía sostenía que no sabía nada de su esposo.

La mujer incluso pagó el día a la empleada doméstica aunque no se presentara a trabajar.

El día martes 19, Rosa Nelly pidió que en su domicilio se apersonara una agente de la PGJE para que la visitara. En ese momento confesó que su esposo estaba en el patio, pero no que ella era la autora criminal del hecho. Dijo que guardo información por temor a su seguridad.

Audiencia

La juez Rosa Patricia Vergas dictó auto de vinculación a proceso a Rosa Nelly Luna Cisneros y será trasladada al penal de Saltillo.

La juez expuso que lo afirmado por la criminal no es creíble no lógico, porque existen datos, evidencia y testigos que no cuadran con la narración.

Además las pruebas e historial de violencia y amenazas de muerte la vinculan con un posible móvil.
Seis meses durará la investigación para acumular las evidencias necesarias.

Durante la audiencia, se supo que las pruebas de laboratorio arrojaron que el cadáver tenía presencia de Benzodiazepin, un psicotrópico sedante e hipnótico con el que Raúl Alton fue narcotizado antes de morir.

Se sabe que ningún abogado quiere llevar el caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario