14 nov. 2012

Rosa Enma Copete Gascón

Una mujer de 34 años telefoneó esta mañana al servicio de emergencias de Oviedo y confesó haber matado a su marido. Cuando la policía acudió al domicilio familiar, en la calle Vetusta de la localidad asturiana, encontró el cuerpo sin vida ensangrentado del hombre, de 36 años. Entre tanto, la presunta asesina se había suicidado, lanzándose en su coche por un acantilado en el Cabo de Peñas. 

Rosa Enma Copete Gascón llamó al 091 alrededor de las nueve de la mañana y nada se sabe de lo que hizo hasta lanzarse en su Renault Laguna por un precipicio en el municipio asturiano de Gozón. 

La policía tuvo que rescatar con ayuda con un helicóptero el cadáver de la mujer de entre los restos del automóvil, completamente destrozado. Horas antes habían encontrado el cuerpo sin vida de su marido, Eduardo García Álvarez, en el tercero izquierda del número 33 de la calle Vetusta. Según han informado sus compañeros de trabajo a la agencia de noticias Efe, la víctima, natural de Cangas de Narcea, era el presidente de la cooperativa Radio Taxi Principado. 

Según esas fuentes, la pareja siguió en la tarde de ayer el Gran Premio de Fórmula 1 de Canadá junto a dos compañeros de trabajo de García Álvarez y sus esposas; luego fueron a una discoteca de Oviedo, donde permanecieron hasta las cinco de la mañana. 

Varios vecinos de la pareja han dicho que les escucharon discutir en ocasiones, pero taxistas que les conocían, consultados por Efe, han negado que tuvieran desavenencias serias y han comentado que pensaban mudarse en breve a un piso que habían comprado en La Fresneda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario