24/2/2013

Diadira Noemí Corona Heart

Una joven de 18 años de edad que era buscada por su presunta autoría material en el homicidio de su madre adoptiva, en el estado de Guanajuato, fue ubicada y detenida en esta ciudad por agentes ministeriales de la Procuraduría General de Justicia y entregada a las autoridades de la vecina entidad. La requerida responde al nombre de Diadira Noemí Corona Heart, originaria de Guanajuato, quien se encuentra relacionada en el proceso penal número IP3413-17 del Juzgado de Control en Materia Penal de la Región I de San Miguel de Allende, por el delito de homicidio en grado de parentesco, en agravio de la ciudadana estadounidense Joyous Heart, de 59 años de edad. 

De acuerdo con las constancias procesales, el pasado 30 de enero de este año, la joven provocó múltiples heridas con una sartén a la víctima, en la cocina de su domicilio, ubicado en el rancho “Los Martínez”, del municipio de San Miguel Allende. A causa de las lesiones sufridas, la mujer murió en el mismo sitio de la agresión, en tanto que la presunta responsable se dio a la fuga con rumbo a la ciudad de Salamanca, donde obtuvo refugio en casa de conocidos suyos. Las investigaciones efectuadas por las autoridades guanajuatenses indican que en diversas ocasiones, la joven había sido internada en centros de rehabilitación por su madre adoptiva, ya que desde su adolescencia, Diadira Noemí se inició en la práctica del llamado cutting, risuka, o self injury, que consiste en cortarse la piel con una navaja u objeto afilado, para dejar marcas o tatuajes en el cuerpo, principalmente en los brazos y muñecas. 

 El último sitio donde fue ingresada la presunta homicida, está situado en el estado de Querétaro, del cual se fugó el día 02 de enero del presente año, para dirigirse de nueva cuenta a “Los Martínez”, pero sin acudir al domicilio de su madre adoptiva, ya que le tenía resentimiento por mantenerla en tratamiento contra su voluntad. No obstante, la señora Joyous Heart logró localizarla y le pidió, a través de teléfono celular, que regresara al hogar materno. Al respecto, la propia joven manifestó que fingió aceptar los ruegos de Heart para regresar a su casa, pero con la intención de privarla de la vida por el rencor que sentía contra ella a causa de sus periodos de reclusión para rehabilitarla de su adicción al cutting y otros trastornos de probable origen psiquiátrico. 

Para ello, el día 30 de enero, Diadira Noemí se introdujo al domicilio sin avisarle a su madre adoptiva y después de permanecer un rato en su habitación para urdir la forma de arrancarle la existencia, se dirigió a la cocina para apoderarse de una sartén y ocultarse de la vista de Joyous, a un lado del refrigerador. Tras una espera de aproximadamente diez minutos, la señora entró a la cocina y fue agredida en forma sorpresiva y sin la menor oportunidad de defenderse por su hija, quien la golpeó en múltiples ocasiones con la sartén, provocándole graves heridas en la cabeza y diferentes partes del cuerpo. Después de percatarse de la muerte de la ciudadana estadounidense, quien sufrió alrededor de 40 laceraciones, la presunta homicida abandonó la casa para darse a la fuga y buscar albergue con amigos ocasionales que conoció en antros. 

 Una vez descubierto el cadáver de la mujer y efectuarse las investigaciones de la Procuraduría de Justicia de Guanajuato, se determinó la presunta responsabilidad penal de Diadira Noemí en el homicidio de su madre adoptiva, por lo que se decretó orden de aprehensión en su contra. En su afán de sustraerse de la acción de la justicia, la prófuga logró llegar a Morelia, acompañada por una amiga, con la cual rentó una habitación en la colonia Leandro Valle. 

Mientras tanto, la procuraduría guanajuatense solicitó apoyo a sus similares de los estados vecinos, para la localización y aprehensión de la presunta homicida, por lo que en el marco del Convenio Interprocuradurías, elementos de la Policía Ministerial de Michoacán se sumaron a las acciones de búsqueda de la joven, a quien finalmente interceptaron en las cercanías de un establecimiento comercial que brinda servicios de envío de dinero express, en la avenida Pedregal de esta capital, donde fue detenida junto con su amiga, con la que había acudido a cobrar un recurso monetario. 

Luego de ser cubiertas las formalidades legales del caso, ambas jóvenes quedaron a disposición de las autoridades guanajuatenses, para ser trasladadas a esa entidad y definir su situación jurídica conforme a derecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada