24 mar. 2016

Martha Teresita Chávez Huitrón. "La Hiena de Morelia"




¿Y qué, que este deprimida? diría una de mis idolas la Dra en psiquiatría y perfiladora del FBI Candice DeLong, sabe la diferencia entre el bien y el mal.. con eso basta.

Morelia, Michoacán 18 de Marzo.- Martha tiene 35 años, de profesión maestra, sufría de insomnio y tenía varios días sin dormir. En esas condiciones de desasosiego físico, la tarde de este 21 de marzo se convirtió en presunta asesina de sus tres hijas de 7, 5 y 3 años de edad, en su domicilio. la docente que trabajaba frente a grupo de estudiantes se encontraba sola con sus tres pequeñas hijas jugando en el interior de una de las habitaciones. A esa hora su esposo laboraba en Ferrocarriles donde es empleado.

De manera súbita y sorprendente planeó asesinar a sus hijas. Salió de la recámara y buscó un martillo; al tenerlo entre sus manos volvió a la habitación donde estaban sus tres hijas, las observó jugando.

Ellas nunca pensaron que sería sus últimos minutos de vida. Sin algún sentimiento maternal reflejado en su rostro, Martha Teresita comenzó a atacar a sus tres niñas y las golpeó en la cabeza hasta dejarlas inconscientes.

La mujer, fuera de sí, no se conformó con sólo golpear a las niñas. Tomó una bufanda y sujetó el cuello de las niñas, una por una, para asfixiarlas y asegurarse que no quedaran con vida. Tras cometer el crimen, la mujer salió de la habitación y tomó el teléfono, se comunicó con sus hermanos y les dijo fríamente que acababa de matar a sus hijas.

Alarmados, los consanguíneos de la mujer acudieron al domicilio y buscaron a las niñas en sus recámaras. Su sorpresa fue mayor al descubrir los cuerpos sin vida de sus sobrinas.

Indignados y totalmente incrédulos por lo que había hecho su hermana, la presunta asesina a sangre fría de sus propias hijas, trasladaron a la mujer a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado, donde la entregaron al personal Ministerial e informaron que la mujer acaba de matar a sus tres hijas en el interior de su propio domicilio.  Confesó que dio muerte a sus hijas de 3, 5 y 7 años de edad, para evitar que sufrieran cuando crecieran.



"Ella refiere que ya tenía en mente privarlas de la vida. La justificación fue que no quería que cuando fueran grandes sufrieran y el día de ayer tomó la decisión después de encontrarse sola en su domicilio", informó esta tarde el Procurador de Justicia en el Estado, Martín Godoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario