3 mar. 2013

Soraya Soledad Solano

Soraya Soledad Solano, de veintisiete años y oriunda de Urdampilleta (partido bonaerense de Bolívar), sufriría un trastorno psicológico que la llevó a suministrarles remedios no recetados para llamar la atención. La dolencia se llama “síndrome de Münchausen”.

Por Continental, la fiscal que investiga el caso señaló que “un tercer hijo se salvó porque fue internado en el Garrahan, donde los médicos descubrieron que mejoraba cuando la mamá no estaba. Esto se unió con los hermanos fallecidos, de quienes realizamos exhumaciones. La semana que viene tendremos el resultado las autopsias”, informó la letrada Julia Sebastián. 

“El menor, que estaba con grave caso de deshidratación, ahora está en perfecto estado de salud”, detalló en Magdalena Tempranísimo. “En marzo el menor es derivado al Garrahan y deciden internarlo. Se detectó que el menor tenía la presencia de una determinada droga, al igual que sus hermanos fallecidos”, relató. La fiscal aclaró que “el marido no está imputado en la causa. Le están haciendo pericias psicológicas. 

La hija mayor no sufrió el problema de sus hermanos. El menor se encuentra en un lugar alternativo ante la posibilidad de que corra peligro en su casa”. “De comprobarse la hipótesis, estaríamos hablando de un homicidio agravado por el vínculo”, explicó. “La madre se encargaba de realizar rifas y juntar dinero para los tratamientos de los chicos”, acotó Sebastián. El síndrome de Münchausen es un desequilibrio psíquico que lleva a que un padre induzca en su hijo síntomas reales o aparentes de enfermedades, para llamar la atención. Es una enfermedad muy extraña y difícil de detectar, ya que la persona aquejada por ella aparece como abnegada en el cuidado de su hijo

No hay comentarios:

Publicar un comentario