23 mar. 2014

Edith Gabriela Guerra Núñez

Tras una discusión con su marido, una mujer identificada como Edith Gabriela Guerra Núñez, asesinó a su hijo José Ángel, de 14 años de edad, quien padecía inmovilidad desde su nacimiento. El adolescente murió desangrado luego que su madre le cortara las venas con una navaja.

Las autoridades mencionaron que los hechos ocurrieron el sábado por la noche, en un domicilio ubicado en la calle Domingo Savio, en la colonia Ex Hacienda de San Juan de Dios, de la delegación Tlalpan, luego de que el esposo de la mujer identificado como Jesús López Gutiérrez, la amenazó con irse de la casa.

Vecinos de la pareja, aseguraron que era constante el escuchar gritos y peleas tras la puerta de la familia López Guerra, ya que desde hace 14 años el matrimonio no supo cómo enfrentar la discapacidad de su hijo José Ángel, por lo que las discusiones fueron aumentando de tono hasta el día del desenlace fatal.

José Ángel, quien nació con una discapacidad motriz, mantenía a sus padres unidos a pesar de las peleas. Pero la noche del sábado pasado la discusión entre Edith Gabriela y Jesús terminó con una advertencia: si el hombre decidía abandonar a la familia, ella mataría a su hijo José Ángel y después se quitaría la vida.

Jesús ignoró la amenaza y esa noche se fue del domicilio. Ahí dejó a su hijo adolescente y a su madre. A las 4:00 de la tarde del día siguiente, el padre llamó a casa para indagar cómo se encontraba su hijo. El teléfono sonó y nadie respondió. Tras varios intentos por saber de su vástago, Jesús regresó a casa.

Al asomarse por una de las ventanas de la casa vio el cuerpo inerte de José Ángel, el cual yacía sobre las escaleras de la vivienda en medio de un charco de sangre, por lo que al ingresar al domicilio y ver que su hijo no respondía corrió a pedir ayuda a la caseta de vigilancia  de donde solicitaron una ambulancia.

Los paramédicos que llegaron al lugar indicaron que el joven había muerto desangrado por lesiones que le provocaron en las muñecas con una navaja tipo cúter. Las huellas que quedaron en el lugar indicaban que tras la agresión, el adolescente fue dejado recargado en las escalinatas hasta que finalmente falleció.

Arriba, en una de las habitaciones encontraron inconsciente y recostada sobre la cama a Edith Gabriela. La mujer aún respiraba por lo que fue trasladada al hospital del IMSS donde fue atendida por personal médico. Luego se solicitó la presencia del Ministerio Público para que levantara el acta correspondiente.

Los peritos encontraron un cúter, que supuestamente usó la mujer para atacar a su hijo y en su recámara, sobre la cama, varias cajas con medicamentos. El padre admitió que tenía problemas de pareja con Edith Gabriela y aunque sufría crisis depresivas no la creyó capaz de atentar contra la vida de su hijo.


Autoridades de la PGJDF informaron que luego de que la mujer recuperó la conciencia por la intoxicación que sufrió con el consumo de varios medicamentos, fue sometida a un examen psiquiátrico y luego consignada a la penitenciaría femenil de Santa Martha Acatitla acusada del homicidio de su hijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario