23 mar. 2014

Paola Tello

06/03/2014

Investigaciones realizadas por personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) permitieron el esclarecimiento del homicidio de un menor de tan solo dos años edad, que presumiblemente fue privado de la vida por su madre en un poblado del municipio de Maravatío.

La presunta responsable, identificada como Paola Tello, de 17 años de edad, fue detenida por la policía ministerial y puesta a disposición del representante social, como presunta responsable de haber privado de la vida a su hijo quien en vida respondía al nombre de Emmanuel Vaca Tello, de dos años de edad.

De acuerdo con las primeras investigaciones, durante un mes la madre planeó privar de la vida a su hijo, por lo que el martes 4 de marzo, alrededor de las 08:00 horas, la mujer salió de su domicilio con la finalidad de llevar al niño a la población de San Miguel Curahuango, para que supuestamente “viera unas vacas”, por lo que abordaron una camioneta Jeep, color gris, con placas de circulación del Estado de México.

Cuando madre e hijo se encontraban en las inmediaciones de un cerro de la mencionada población, la progenitora desvistió al menor y le colocó una bolsa en la cabeza hasta asfixiarlo, además de cortarle las venas de las muñecas con una navaja de rasurar, para asegurarse de que el menor perdiera la vida.

Luego la adolescente dejó el cuerpo de su hijo abandonado y posteriormente se dirigió a un balneario de la localidad de Tarandacuao, Guanajuato, donde dejó la ropa de su hijo y se aseó para quitarse cualquier indicio que la delatara. Después se dirigió a su domicilio en la tenencia de Agostitlán, en este municipio.

En su casa comenzó a ingerir bebidas embriagantes y fue hasta el pasado miércoles que sus padres le preguntaron por su nieto, indicándoles Paola que se había perdido en la plaza ‘La Alameda’, de esta localidad, por lo que los padres se dirigieron a la Agencia del Ministerio Público para denunciar los hechos.

Una vez que el personal ministerial dio inicio a las investigaciones correspondientes, se entrevistaron con la madre del menor, quien luego de caer en contradicciones, dijo que ella lo había asesinado y condujo a los agentes hasta el predio del municipio de Maravatío, lugar donde se encontraron los restos del menor.


En ese lugar el agente del Ministerio Público realizó las diligencias de ley, mientras que ella fue puesta a disposición del Representante Social, mismo que resolverá su situación jurídica

No hay comentarios:

Publicar un comentario