12 feb. 2011

Christina Marie Riggs



Christina Marie Riggs nació en el año de 1971, Christina vivió un infierno durante su niñez, su hermano abuso sexualmente de ella antes de los 6 años, y después un vecino tomo el “relevo” , a los 16 años quedo embarazada y dio a su hijo en adopción, estudio enfermería y se caso con Jon Riggs, se separaron, regresaron y ella quedo embarazada de otro hombre, y terminaron casados, pero había demasiado problemas y Jon termino golpeando a su hijo y el niño termino en el Hospital.

Tuvo un brote depresivo muy fuerte y el 4 de noviembre de 1997, Riggs reunió los medicamentos que se necesitan para hacer la mezcla para la inyección letal que se les inyecta a los reclusos condenados obtuvo el antidepresivo Elavil, Riggs dio a los niños una pequeña cantidad de Elavil ponerlos a dormir. Luego, coloco a cada uno de sus niños en sus camas después le inyecta a Justin sin diluir el cloruro de potasio. Después el niño fue ahogado con una almohada. A continuación, se trasladó a la cama de Shelby. Riggs decidió renunciar a la inyección de cloruro de potasio a causa de el dolor que el había causado a Justin. Ella opto pot asfixiar a su hija con una almohada. Riggs coloca a los niños de lado a lado en su cama y cubierto con una manta. Escribió notas de suicidio a su madre y su ex marido Jon Riggs. Se tomó 28 comprimidos de antidepresivos, normalmente una dosis letal, y se inyecta a sí misma con suficiente de cloruro de potasio puro, como para matar a cinco personas.

Entró en vigor el Elavil, y cayó inconsciente al piso, Christina Riggs quería morir. Sin embargo, no lo consiguió, porque desconocía cómo manipular el cloruro de potasio, su madre encontró a toda la familia y dio aviso a la policía, y fue trasladada al hospital donde fue detenida.

Así pues, cuando fue acusada y la juzgaron, lo pidió a gritos: “Quiero morir. Quiero que me lleven con mis hijos”. Suplicó que la condenaran a muerte y que el verdugo terminara lo que ella no había sabido hacer, el psicólogo que intervino en el juicio afirmó que “la depresión suicida patológica que padecía la incapacitó para hacer algo más razonable. Visto desde fuera, la muerte de estos dos niños es algo horrible. Desde dentro, parece un acto de misericordia”. Para ella, su crimen fue un acto de amor.

Finalmente, lo consiguió. El 2 de mayo de 2000, casi tres años después de haber sido detenida, Riggs fue ejecutada. Esta vez no hubo fallos.

Fue la primera mujer ejecutada en el Estado de Arkansas en más de 150 años., ella cree que va reunirse con sus hijos y será perdonada por dios (jaja)

No hay comentarios:

Publicar un comentario