13 feb. 2011

Clara L. Harris



La unidad "Mountain View" del Departamento de Correcciones de Texas es un conjunto estéril de edificios rodeados por alambre de púas en medio del desierto de Texas. No es el tipo de lugar donde uno esperaría encontrar a una mujer profesional, con una próspera práctica dental, madre de dos niños, un estilo de vida privilegiado, una casa millonaria y un lujoso automóvil. 

Pero por ahora, este es el albergue de la Dra.Clara Harris, y seguirá siéndolo por los próximos 18 años, a menos que su sentencia por el asesinato de su esposo sea revocada en apelación. Aunque, para Clarita, como le dicen sus amigos, el sistema de justicia que la puso allí no fue justo con ella. "Las cosas no son como parecen," me dijo Harris durante una entrevista de una hora en la prisión. Refiriéndose al famoso video que muestra su Mercedes Benz dando vueltas en el estacionamiento de un hotel, dijo que las imágenes no muestran lo que verdaderamente sucedió aquel 24 de julio del 2002, siete días después que se entero que su esposo le era infiel. 

Según los fiscales, ella pasó su automóvil 3 veces por encima de su esposo David Harris en un ataque de celos. Ella no niega haberlo golpeado, pero dice que las ruedas de su coche nunca pasaron por encima de su cuerpo después del impacto inicial. Lo que realmente se ve en el video, asegura, es el auto pasando por encima de un área cubierta de hierba que divide el estacionamiento.

Sin embargo el jurado la encontró culpable y, justo cuando debía celebrar su onceavo aniversario de bodas, la sentenció a 20 años tras las rejas. Si el castigo parece leve es porque el jurado considero el estado de "pasión súbita" que pidió la defensa en el proceso de sentencia. Fue, precisamente el video filmado por un investigador privado que la propia dentista de origen colombiano contrató para seguir a su esposo y a su amante, la evidencia más fuerte en su contra. Pero existe otro video que según la Dra. Harris, demuestra su inocencia. Se trata de una simulación computarizada creada por un especialista en reconstrucción de accidentes. "El hizo el video basado en el mapa de las marcas que hizo la llanta. 

El tomó 1.400 medidas para mostrar cómo había ocurrido todo," dijo. Pero cuando al especialista le preguntaron en la corte si había incluido otras marcas de llantas que la policía detectó, dijo que no. El juez no permitió la simulación como evidencia. "Si los jurados hubieran visto eso se hubieran dado cuenta que el carro jamás paso por encima de el mas que una vez, fue solo una llanta, una sola vez. Fue un accidente," insiste. Ella espera que una segunda apelación permita lo que considera su derecho, de poderle mostrar el video a un nuevo jurado
.
Recontar los hechos que precedieron a la tragedia es una experiencia traumática para ella. Desde el momento en que su amado David le dijo que había otra mujer, hasta la tarde en que comparó su cuerpo con la delicada figura de su amante. Clara recuerda como trató desesperadamente de adelgazar, hizo una cita con un cirujano plástico, no dormía en toda la noche, para satisfacer el apetito sexual que la amante había despertado en él.

Describe con desdén la llamada telefónica de los investigadores privados diciéndole donde encontrar a su esposo con su amante. Pero desde el momento en que los vio saliendo del elevador del hotel, asegura que su mente se separó de su cuerpo y mantiene turbia la memoria sobre lo que sucedió después. Dice que nunca fue su intención golpearlo, mucho menos matarlo. Tan sólo quería detener a la mujer que le quitaba a su hombre.

Sin proponérselo, Clara Harris se convirtió en heroína para mujeres que quisieran matar a sus maridos infieles. Pero con lágrimas en los ojos me dijo: "Odio eso. No es un acto de gloria. Se necesita una persona muy estúpida para pensar que esa es la mejor solución que puede una mujer tomar en un momento así."

Harris está pagando un precio muy alto por su ataque de celos. "La prisión está cada vez peor," dice. Pero el estar alejada de sus hijos es lo más duro que ha tenido que enfrentar. Culta y distinguida, a esta ex reina de belleza le comienzan a salir hilos de plata en su sien. Y no pasa un día sin que reviva la pesadilla de esa noche de pasión. Esa noche en la que al perder control de su auto, le dio un giro mortal a su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario