13 feb. 2011

Martha Beck y Raymond Fernández

Su historia conmocionó a la opinión pública en los años cuarenta. Raymond nació en Hawaii en 1914 y se fue a vivir a los tres años a Connecticut (EE.UU.) Era hijo de padres españoles y vivió en España entre 1932 y 1945. Se casó en Orgiva (Granada) con Encarnación Robles y tuvo cuatro hijos. Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó para el Servicio de Inteligencia Británico. Al acabar la guerra decidió regresar solo a Estados Unidos. Hasta entonces era un tipo aparentemente normal, pero en la travesía de vuelta se dio un golpe en la cabeza que le dejó un poco trastornado. A partir de esta fecha, empezó a estudiar magia negra y llegó a la conclusión de que tenía un poder irresistible para las mujeres. Entonces, decidió sacarle partido a sus encantos y durante dos años se dedicó a seducir a más de un centenar de mujeres, a las que dejó sin joyas ni dinero. Para conocer a sus víctimas utilizaba el método tradicional de poner anuncios en la sección de "Corazones Solitarios" de los periódicos.

De esta forma conoció a Martha, una enfermera divorciada de 115 kilos. Aunque se fueron a vivir juntos, Raymond seguía dedicándose a conquistar solitarias, y Martha empezó a celarse. Así que, decidieron matar a las enamoradas, después de desplumarlas, como prueba de que la enfermera era la única que ocupaba realmente el corazón del Casanova. Martha se hacía pasar por la hermana de Raymond y en ocasiones llegaba a dormir con las víctimas para evitar que tuvieran relaciones sexuales con él.

Los acusaron de diecisiete crímenes y los condenaron a pena de muerte por el asesinato de Janet Fay. Fueron ejecutados en la silla eléctrica en 1951, en la cárcel de Sing Sing.

Martha se mostró durante el juicio como una mujer enamorada que habría hecho cualquier cosa por su amor. Pero para la prensa era una gorda inmunda con un repulsivo apetito sexual. Raymond contó que a veces la enfermera se entretenía jugando a las cartas con una futura víctima y que la que ganaba se acostaba con él. (Esto en los años cuarenta era algo terrible). Martha fue más allá y se dedicó a describir los hábitos sexuales de la pareja, que estaban relacionados con el Vudú. Debían ser algo espantoso porque el día que se habló de este tema en la sala de vistas se organizó un tumulto y tuvieron que ir dos docenas de policías a contener al público


1 comentario:

  1. Un capitulo de Cold Case trata un caso muy similar, siempre dicen al final de todas las series que no esta basado en nada real, pero de algun lado tuvo que salir.....

    ResponderEliminar