9 feb. 2011

Heather Trujillo


En el año de 2007, el día 6 de diciembre, Heather Trujillo de 16 años y su novio Lamar Roberts de 17, mataron a golpes a la hermanastra de Heather, Zoe Garcia de 7 años, en un momento dado, a causa de la majestuosa “inteligencia” de los chicos, se les ocurre por pegarla, patearla y todo siguiendo los movimientos de Mortal Kombat (según una de las fuetes, hasta combos hicieron) Ambos vivían en Johnstown, el Estado de Colorado, en Estados Unidos.

Si bien Trujillo y Roberts intentaron revivir a la niña colocándola debajo del grifo de agua y haciéndole respiración boca a boca antes de llamar a la madre de la menor y al número de emergencias 911, la niña falleció en el hospital.

Ante la policía, uno de los testigos dijo que en el momento del acto, Zoe les suplicó que parasen, pero no lo hicieron. A su afirmación, la policía le pregunto "¿Por qué no parasteis?" y con la magnífica, típica y evasiva respuesta de siempre respondieron "No lo sé, estábamos borrachos".

Dana Trujillo, madre de la niña, no cree en esta versión de los hechos, y afirmó que “me han dicho que todo ocurrió jugando, pero nadie juega así, resultando en la muerte de una persona”. Además añadió “quiero que mi hija mayor me cuente lo que realmente ha pasado” porque piensa que “está intentando proteger a su novio”.

La necropsia, arrojo por resultados un buen número de cosas, como que Zoe tenía fracturada la muñeca, más de 20 hematomas, hinchazón del cerebro, y sangrado en los músculos del cuello y bajo de la columna vertebral, de acuerdo con el documento. (¿Fatality? nop, eso si fue BRUTALITY haha)

Después de un largo año, fueron condenados por un juez, los dos acusados, que fueron juzgados como adultos, por el delito de abuso de menores seguido de muerte, fueron llevados a la cárcel de Condado de Jail, donde fueron condenados Robert a 39 años y Heather a 18 de condena condicional y seis años en un programa delincuente juvenil por haber sido cómplice de este macabro hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario