22 mar. 2012

Dagmar Overbye



Dagmar Johanne Amalie Overbye fue una asesina en serie danesa, culpable de matar entre 9 y 25 niños (entre los cuales figuraba su propio hijo) entre 1913 y 1920.

El 3 de marzo de 1921 fue sentenciada a la pena de muerte en uno de los juicios más importantes de la historia de Dinamarca, y que supuso el cambio de la legislación sobre las cuidadoras de niños. La sentencia posteriormente fue conmutada por la cadena perpetua.


Overbye estuvo trabajando como niñera profesional, cuidando pequeños de madres solteras o de relaciones extraconyugales. Dagmar los estrangulaba o los quemaba. Los cuerpos eran incinerados o escondidos en el desván. Oberbye fue condenada por nueve asesinatos porque no se tuvieron pruebas de otros. Su abogado basó su defensa en que Oberbye había sufrido abusos cuando era pequeña, pero eso no impresionó al juez. Después de serle levantada la pena de muerte, moría en la prisión el 6 de mayo de 1949 a la edad de 46 años.

Overbye fue una de las tres mujeres sentenciadas a pena de muerte en Dinamarca en el siglo XX, todas se salvaron de la pena. Los informes de su caso se pueden encontrar en Politihistorisk Museum (Museo de la Historia de la Policía) en Nørrebro, Copenhague e, incluso, forma parte del folklore danés. Así, la escritora Karen Søndergaard Jensen escribió una novela llamada "Englemagersken", basado en los asesinatos de Oberbye, y la compañía Teatret ved Sorte Hest en Copenhague realizó una obra llamada "Historien om en Mo(r)der".

Overbye respondió a un anuncio clasificado en el periódico, donde una mujer llamada Karoline Aagesen buscaba una familia dispuesta a adoptar a su hija ilegítima recién nacida. Aagesen se arrepintió al día siguiente y fue al departamento de Overbye a pedir que ésta le devolviera a la niña. Overbye respondió que no recordaba la dirección de la familia a la que había entregado al bebé. A la madre esto le pareció extraño y dio aviso a la policía, que al día siguiente visitó el departamento y encontró primero la ropa de la niña y después su cráneo y huesos entre las cenizas de la estufa. Overbye fue arrestada y confesó los asesinatos de 16 bebés, pero por falta de evidencias sólo fue condenada por nueve cargos.

Sentencia
Pena de muerte, después revocada a cadena perpetua. Dagmar Overbye murió en prisión el 6 de mayo de 1929 a la edad de 46 años.
Víctimas confirmadas: 9 aunque se sospecha que el número real de víctimas ascendía a 29 contando al propio hijo de Overbye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario