24 mar. 2012

Suzane von Richthofen


Suzane von Richthofen, de 22 años, nieta del barón Von Richthofen, el legendario piloto alemán de la Primera Guerra Mundial conocido como Barón Rojo, ha sido condenada en São Paulo a 39 años y seis meses de prisión por el asesinato de sus padres, el ingeniero alemán nacionalizado brasileño Manfred von Richthofen y su esposa, Marisia. Cometió el asesinato el 31 de octubre de 2002 con la ayuda de su ex novio Daniel Cravinhos y el hermano de éste, Cristian.La pareja fue salvajemente asesinada a golpes con instrumentos contundentes mientras dormían. El denominado "Juicio del año" en Brasil comenzó el lunes, duró 56 horas y terminó el sábado con la condena de los tres acusados.

El jurado popular, compuesto por tres mujeres y cuatro hombres, consideró en su veredicto que Suzane no fue presionada a matar a sus padres por su ex novio Daniel, como argumentaba su defensa. La sentencia del juez Alberto Anderson establece que Suzane y Daniel Cravinhos, de 25 años, cumplirán 39 años de prisión en régimen cerrado por los dos homicidios, y seis meses en régimen semiabierto por fraude procesal, ya que intentaron alterar la escena del crimen para hacer creer a las autoridades que se trataba de un robo seguido de asesinato. Christian Cravinhos, de 30 años, pasará 38 en la prisión y seis meses más en régimen semiabierto.

Durante el juicio, los reos se acusaron mutuamente de ser los inductores del crimen y para convencer al jurado expusieron sórdidas historias relacionadas con sexo, drogas, incesto, alcoholismo y maquinaciones para obtener la herencia de los von Richthofen. La sentencia determina que los condenados no podrán apelar en libertad y deberán cumplir sus penas íntegramente.

Los tres salieron del tribunal directamente para la prisión. Los acusadores lograron convencer a los miembros del jurado de que los reos planearon y ejecutaron el crimen con el único motivo de apoderarse de los bienes de la pareja von Richthofen, calculados en más de dos millones de reales (unos 750.000 euros).

La defensa de la joven acusó a los hermanos Cravinhos de inducirla a facilitar los medios para asesinar a sus padres y sugirió que la joven era víctima de abusos por parte de su padre.

Los abogados de los hermanos argumentaron que Suzane von Richthofen planeó todo e indujo a los jóvenes a matar a la pareja para vengar los supuestos abusos que ella recibía.

Las acusaciones de violencia familiar fueron rebatidas durante el juicio por Andreas, hermano menor de Suzane, y por otros allegados de la familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario