24 mar. 2012

Janet Abdurajmánova...



¿Terrorista suicida?

Un joven de 17 años, viuda de un islamista del Cáucaso Norte, es la sospechosa de haberse inmolado en uno de los atentados suicidas que mataron a 40 personas en el metro de Moscú, dijo un oficial responsable del cumplimiento de la ley en Rusia.

Más de 50 personas han muerto y otras 100 resultaron heridas en varios atentados suicidas registrados esta semana en el metro de Moscú y en una localidad de la convulsa región norcaucásica de Daguestán, lo que ha desatado los temores de una nueva campaña de atentados contra Rusia.

Las fotografías de una joven, difundidas por el responsable oficial en Daguestán, la mostraron vestida con un hiyab y portando una granada en la mano. En otra imagen aparecía la misma mujer con una pistola. Esa misma fotografía la reproduce el viernes el diario Kommersant, la fuente, que pidió no ser identificada por lo delicado del asunto, dijo que el nombre de la joven daguestana era Dzhennet Abdurajmanova, viuda de Umalat Magomedov, de 30 años y destacado insurgente al que el Ejército ruso mató el 31 de diciembre.

Abdurajmanova también usó el nombre de Dzhanet Abdulayeva, dijo la fuente.
Magomedov, que aparecía en las fotografías con una pistola automática, se retrató como "el emir de los muyahidines de Daguestán", un grupo islamista local, dijo la fuente.
Un portavoz de la principal unidad de investigaciones de la Fiscalía General del Estado identificó después a la misma mujer como la suicida.

"Originaria de Daguestán, Dzhanet Abdulayeva, nacida en 1992, hizo estallar los explosivos en la estación Park Kultury", dijo en un comunicado, sin dar más detalles.
Dos mujeres suicidas - conocidas en los medios rusos como "viudas negras" - mataron al menos a 40 personas cuando se inmolaron en dos estaciones en el abarrotado metro de Moscú en la hora punta el lunes.

La primera bomba estalló en la estación de Lubyanka, cerca de la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB, por sus siglas en ruso), poco antes de las 8 de las mañana. Una segunda fue activada menos de 40 minutos después en un tren que esperaba en la estación de Park Kultury.

Los atentados suicidas de Moscú y Daguestán se producen tras un incremento de la violencia en el último año en las repúblicas norcaucásicas, donde Rusia se ha enfrentado en dos guerras con separatistas chechenos desde la caída de la Unión Soviética en 1991.

El responsable de seguridad del FSB, Alexander Bortnikov, ha responsabilizado de los atentados a grupos extremistas vinculados con el Cáucaso Norte, pero no ha proporcionado detalles sobre la investigación.

Los islamistas chechenos se atribuyeron el miércoles los atentados de Moscú y amenazaron con más acciones contra ciudades rusas.

El líder checheno Doku Umarov, autodenominado "emir del emirato del Cáucaso", dijo que había ordenado los dos atentados suicida en Moscú para "destruir a los infieles" y en respuesta por las políticas del primer ministro Vladimir Putin en el Cáucaso Norte

No hay comentarios:

Publicar un comentario