17 mar. 2012

Ka Yang


La mujer permanece en prisión sin fianza en una cárcel del estado y enfrentará cargos de homicidio por la muerte de un menor. La pequeña Mirabelle de seis semanas murió en la casa familiar el pasado 17 de marzo. La propia madre llamó a la policía e informó que la había encontrado muerta.

Tres meses después, las conclusiones de los forenses determinaron que la bebé sufrió "lesiones térmicas extensas". Una oficial de la policía, que se encarga del caso, explicó que el arrestó demoró, porque los investigadores contrastaron otros casos en los que existían lesiones similares.

En EEUU, otros tres niños fueron quemados en hornos microondas, en Ohio, Texas y Virginia, dijo Laura Peck, la agente."Sólo ha habido tres casos documentados en todo el país, donde las lesiones eran compatibles con este caso.

Los niños también fueron quemados en hornos microondas", dijo Peck. La policía investiga las motivaciones que tuvo Ka Yang para asesinar a su hija.

La mujer tiene otros tres hijos, todos menores de siete años que tras lo ocurrido fueron trasladados del domicilio familiar a casas de parientes.

El mes pasado, China Arnold, de Dayton, Ohio, fue condenada a cadena perpetua por el asesinato en un microondas de su hija, París Talley de 28 días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario