28 mar. 2012

Gladys Duette


Este crimen también fue cometido por la madre de la víctima. Se trata de una mujer de 38 años que ayer fue detenida por la Policía. La mujer fue acusada de asesinar a su pequeña recién nacida, a la que golpeó y apuñaló salvajemente, para finalmente asfixiarla con una media en la boca. El crimen ocurrió en una vivienda de la localidad bonaerense de Pablo Nogués.

Según explicaron los investigadores el hecho se produjo en una casa del partido de Malvinas Argentinas y la sospechosa fue identificada como Gladys Duette.

La mujer, ahora detenida, tiene otros cinco hijos de entre 5 y 18 años, y se encontraba separada de su esposo desde hacía un año y medio. Además, aparentemente habría intentado interrumpir su embarazo en varias ocasiones. Sin lograrlo, el crimen de la pequeña habría sido la única salida que pudo encontrar para terminar con la vida de un niño no deseado. El caso fue descubierto cuando la mujer fue a hacerse atender en un hospital de la zona, presentando un sangrado vaginal.

Poco después, al mismo centro asistencial, acudió una pariente con el cuerpo de la beba, con una media introducida en la boca hasta la altura del abdomen, en una conservadora.

Según una autopsia posterior, el cadáver de la beba presentaba una fractura de cráneo, además de heridas cortantes en la nuca, de acuerdo con los datos que trascendieron acerca del violento hecho. La madre de la niña quedo inmediatamente detenida bajo custodia policial, como presunta responsable del delito de “homicidio agravado por el vínculo”, y quedó a disposición de personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 19 del Departamento Judicial de San Martín.
En la casa de Duette, donde se realizó un allanamiento, se encontraron manchas de sangre en el baño y además se secuestró una tijera con la cual la mujer habría atacado a la pequeña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario