20 mar. 2012

Landu G


na mujer mató a golpes a sus dos hijos, de seis y siete años de edad, en la localidad belga de Alost por creer que se habían vuelto vampiros y que le iban a atacar, publicó hoy la prensa local.

'No eran mis hijos. Eran vampiros que querían mi sangre y les he vencido', habría dicho la madre, Landu G., de 30 años, a agentes investigadores, de acuerdo con el diario Le Soir. Según la policía la mujer sufre de esquizofrenia y el día de la matanza, ocurrida el viernes, había consumido cannabis.

'Los niños se han defendido con fuerza. La madre parece no comprender qué ha pasado. Tiene alucinaciones', explicó Renzo Ottoy, portavoz de la comisaría de Termonde, responsable del caso, al diario Le Soir. Landu G. está detenida en el ala psiquiátrica de la prisión de Termonde y enfrenta cargos por doble asesinato.

La comisaría inició también una investigación sobre la actuación de la policía en el caso luego que se diera a conocer que la noche del crimen unos vecinos llamaron a los agentes de seguridad para quejarse del ruido procedente de la casa donde los niños fueron asesinados.

Los seis policías que se desplazaron hasta el local afirmaron que llegaron hasta la puerta de la casa y constataron que el ruido había cesado y que no había ninguna situación de peligro. 'Por eso, juzgaron que no había motivo para entrar en esta propiedad privada', explicó el representante del ministerio público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario