23 mar. 2012

Dena Schlosser


La policía rechazó revelar el lugar donde está detenida Dena Schlosser, de 35 años.

Schlosser había sido investigada por alegaciones de negligencia infantil a inicios de año, pero el departamento de Servicios de Protección a la Infancia de Texas había concluido recientemente una investigación de siete meses afirmando que Schlosser no representaba un riesgo para sus hijos.

Sus vecinos en Plano, un suburbio de Dallas, dijeron que ella parecía ser una madre atenta y cariñosa.

El lunes, las autoridades descubrieron una escena espantosa después que el padre de la bebé llamó a una guardería y le pidió a sus empleados que verificaran el estado de su esposa e hija.

Un operador del número de emergencias 911 que telefoneó a Schlosser le preguntó si había una emergencia, según grabaciones del 911 divulgadas por la policía. Schlosser respondió serenamente: "Sí".

"¿Exactamente que pasó?", preguntó el operador.

"Le corté sus brazos", contestó Schlosser, mientras el himno "He Touched Me" (El me tocó) se escuchaba al fondo.

"¿Usted le cortó los brazos?", repitió él.

"Ajá", contestó ella.

Los agentes y los paramédicos que llegaron al apartamento de la familia encontraron a Schlosser, cubierta en sangre, sentada en su sala. La bebé estaba sin brazos en su cuna en una habitación, pero aún con vida. La niña murió poco después en un hospital cercano.

Las autoridades dijeron que otras dos hijas mayores de la familia, de 6 y 9 años, estaban en la escuela cuando llegó la policía. Agregaron que el padre de familia estaba en su trabajo.

No quedó claro de inmediato qué instrumento habría usado la mujer para cortar los brazos de la bebé o por qué el padre de la niña llamó a la guardería. No se reveló el nombre de la bebé.

Las autoridades de protección infantil dijeron que la madre tenía antecedentes de señales de depresión posparto, pero que nunca hubo indicios de violencia.

"Nunca hubo indicios de violencia en esta familia", dijo la portavoz de la agencia Marissa González, quien describió a los niños como saludables y felices.

En enero, se pidió que empleados de la agencia acudiera a la casa de la familia después de que Schlosser fue vista corriendo por la calle, con una de sus hijas andando en bicicleta detrás de ella, dijeron las autoridades. Cuando llegaron los agentes, la niña les dijo que su madre había dejado sola a su hermana de 6 días de nacida en el apartamento.

En esos momentos Schlosser parecía estar padeciendo una depresión posparto y un episodio psicópata, dijo González.

Schlosser fue hospitalizada y después estuvo de acuerdo en buscar ayuda, por lo que vio a un psiquiatra, dijo González.

"En el momento en que cerramos el caso, nos habían asegurado que la mamá había sido estabilizada y que no significaba un riesgo para ella misma o sus hijas", dijo Geoff Wool, vocero del Departamento de Servicios Familiares y de Protección.

Un cargo de asesinato con agravantes en Texas sólo tiene dos condenas posibles: cadena perpetua o pena capital. Los fiscales no dijeron si planean buscar la pena de muerte contra la mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario