1 abr. 2012

Banda de 6 mujeres asaltantes, tiene de cabeza a Brasil



Un grupo conformado por seis mujeres, son el azote de la ciudad de Sao Paulo, debido a una serie de delitos que han cometido desde hace varios años.

Brasil es uno de los países más inseguros de toda Latinoamérica, uno de cada cuatro brasileños, es decir unos cuatro millones y medio de habitantes, aproximadamente, viven en condiciones extremas de pobreza, lo que origina que las tasas de delincuencia se encuentren a tope.

Río de Janeiro forma parte de la lista negra de las ciudades más violentas de todo el mundo, situación que ha puesto en jaque a las autoridades de la urbe y a las de todo el país sudamericano.

Por si esto fuera poco, ahora en Sao Paulo la gente debe de andarse con cuidado por la proliferación de una banda de delincuentes muy particular y con características que hace más difícil su captura.

Como dice abc.es, seis mujeres, cinco rubias y una morena que son amigas, han conformado una red de delincuencia conocida en la capital brasileña como "gangue das loiras", la cual aparentemente se encuentra en operaciones desde el 2008; y durante estos años han robado a un poco más de 50 personas.

Todas estas chicas, supuestamente con estudios y de clase media, se dedicaban a seguir mujeres parecidas físicamente a ellas en diversos centros comerciales para, al término de sus compras, acorralarlas en sus autos. Una vez allí, una parte de las féminas de la banda llevaban a cabo un secuestro exprés, mientras que el resto las despojaban de sus pertenencias y se dedicaban a hacer decenas de compras con sus tarjetas de crédito, indica elcomercio.pe.

Se dice que la principal arma de "la banda" es el poder de seducción, ya que plagiaban a mujeres que eran parecidas físicamente a ellas con la intención de que en las tiendas pudieran hacer compras sin que los cajeros sospecharan de ellas.

"Son muchachas bonitas, realmente, bien vestidas, maquilladas... Una o dos hablan más de un idioma, tienen cultura básica, algunas fueron al exterior a hacer cursos", comentan algunos miembros de la policía que se encuentran investigando el caso.

La banda gastaban el botín principalmente en tiendas de electrónica, así como en boutiques de marca de ropa; también sacaban del cajero todo el dinero que les fuera posible para hacer así otro tipo de adquisiciones. Incluso, se sabe que la compra más grande que hicieron, durante uno de sus plagios, fue de un poco más de nueve mil dólares (117 mil pesos aproximadamente).

Hasta el momento, la policía ha capturado a una mujer rubia a quien se le relacionó con una serie de delitos cometidos por este grupo de bellezas criminales, así como a la mujer morena y a un hombre, quien probablemente fungía como chofer, esperando que próximamente caigan más elementos.

1 comentario: