4 abr. 2012

Leticia Matías José


La culpa venció a Leticia Matías José, quien con 18 años de edad, tendrá que enfrentar el cargo de homicidio, el cual confesó haber cometido en contra de su novio, tres años mayor, quien falleció en medio de dudas que oscilaban entre el suicidio y el asesinato.


La escena estaba montada como un suicidio. Los constantes problemas con su novia, el retorno prematuro de los Estados Unidos y haber estado borracho, parecían factores que justificaban el suicidio de Abel Vásquez Pérez.



El cuerpo de Abel, fue encontrado pocos minutos antes de las ocho de la mañana del sábado. Andrés Vásquez, el padre de la víctima, fue quien descubrió el penoso suceso.



Completamente desnudo, el cuerpo inerte de Abel Velásquez yacía inmóvil sobre su cama, dentro de una desprolija habitación edificada con madera.



Alrededor del cuello, tenía atado un mecate, con el que presuntamente había terminado con su vida, pues las características de la asfixia en el joven cadáver eran evidentes: los labios ennegrecidos, las marcas de laceración que superaban el área del mecate y la tensión en los músculos del cuello delataban la causa de la muerte.



Durante las investigaciones de la PGJEO que se efectuaban la cas ubicada en el paraje "El Tunillo", localizado en la avenida Juárez, en el camino de terracería que comunica a Santa María Atzompa con San Lorenzo Cacaotepec, arribó Leticia Matías José.



La estudiante de bachillerato, no soportó más y confesó haber cometido el homicidio.



"No fue a propósito." Espetó urgente Leticia Matías José. "Salimos por la noche (del viernes) con su primo. Fuimos al "Freddy´s" y a "La Abuela", bares que están aquí cerca y él y yo regresamos a su cuarto", narró la adolescente en sus primeras declaraciones extraoficiales.



La mujer de apenas 18 años, aseguró que mantuvo relaciones sexuales son Abel, aunque aseguró que hubo rencillas durante el acto, pues, luego de concluir, ella cuestionó sobre el uso del preservativo pues no quería abandonar sus estudios.



Gradualmente, la discusión alcanzó un punto ríspido, en el que la mujer, tomó un mecate que se encontraba sobre una máquina y la enroscó en el cuello de su novio, a quien quería calmar, pues estaba alterado y temía ser agredida, aseguró Leticia Matías José.



Abel Velásquez se quedó desnudo e inmóvil sobre la cama, el silencio que invadió el lugar, desesperó a la enervada homicida, que se vistió torpemente y abandonó el lugar, todavía con los estragos de la cerveza del día anterior y sin tener muy claro lo que acababa de suceder.



Tras la confesión, policías preventivos del estado detuvieron a Leticia Matías José, a quien trasladaron a las oficinas que ocupa el Cuartel General de la corporación, para después ponerla a disposición del agente del ministerio público especializado en el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario