14 abr. 2012

Romina Tejerina


Romina escuchó entre llantos la sentencia del tribunal que la condenó a 14 años de prisión por haber matado a cuchilladas a su hija recién nacida, a la que dijo haber concebido durante una violación.

En un fallo unánime, los tres jueces de la Sala II del fuero penal jujeño encontraron a la joven responsable del delito de homicidio calificado por el vínculo y tuvieron en cuenta algunos atenuantes a la hora de dictar la sentencia.

Un secretario del tribunal leyó la parte resolutiva de la condena, pero los fundamentos de la sentencia se conocerán recién el 22 de junio próximo.

La fiscalía había reclamado la prisión perpetua, mientras que la defensa había solicitado la absolución de la joven.

Luego de conocido el veredicto, el abogado Fernando Molinas anunció que apelará de inmediato el fallo ante las instancias superiores de la justicia.

De todos modos, consideró "un adelanto" que el tribunal oral que juzgó a la joven, "después de tres años, reconoce circunstancias extraordinarias de atenuación" en el homicidio agravado por el vínculo de la beba recién nacida.

La estrategia de la defensa se había fundado en que la joven fue víctima de un brote psicótico derivado de la violación que dijo haber sufrido y que, en ese contexto psicológico, mató a su beba a cuchilladas poco después del alumbramiento, en febrero de 2003.

El dolor de los familiares

Una vez leído el fallo, familiares y amigos de Romina expresaron su repudio y denunciaron que los magistrados cometieron una injusticia.

"¿Por qué son tan crueles?", se preguntó entre llantos Elvira Baños, la madre de Romina, quien se quejó porque su hija será enviada a la prisión mientras "el violador sigue libre".

Por su parte, Mirta Tejerina, la hermana mayor de Romina expresó: "No la vamos a dejar caer, la vamos a seguir hasta las últimas consecuencias.

Añadió que con la sentencia "vuelven a criminalizar la pobreza".

El caso

La joven Romina Tejerina mató a puñaladas a su hija recién nacida el 23 de febrero de 2003.

Ese día dio a luz a la pequeña en el inodoro del baño de la casa, en la que vivía con otras dos hermanas, y luego puso a la criatura en una caja de cartón con tapa y le aplicó alrededor de veinte puñaladas.

Aún con vida, la bebé fue llevada al Hospital Guillermo Paterson, de San Pedro, ciudad donde vivía Romina, pero luego la pequeña fue trasladada al hospital Pablo Soria de San Salvador Jujuy, donde falleció el 25 de febrero a causa de una hemorragia masiva cerebral por heridas punzo penetrantes.

5 comentarios:

  1. Será que la odiaba por ser fruto de una violación? Resentida y asesina, fea combinación. Besosssss!!!

    ResponderEliminar
  2. Publicate el caso de Anney Montilla y su familia, quienes mataron al pequeño Dayan Gonzalez el 1 de diciembre del año pasado!!!

    ResponderEliminar
  3. Realmente duro de decidir, pero hasta en las familias mas pobres luego de una violación, un médico legista es el encargado de recetar una pastilla abortiva y eso es permitido legalmente, cuando eres madre lo empíezas siendo cuando sientes a tu bb en el vientre, no está justificado lo que ella hizo

    ResponderEliminar
  4. Mi tema de tesis es el Caso Tejerina. Ella tuvo un brote psicótico. Ella no pudo denunciar la violación, no pudo acceder a la píldora del día después, escondió su embarazo y dió a luz en el baño de su casa. Ella dijo muchas veces estar arrepentida. Nunca hubo pericias psicológicas. El violador está libre. Si hubo asesinato, es verdad, pero que descontextualices el hecho es una bestialidad. Casos como el de ella en Jujuy hay a montones. Viven en la indigencia, las violan, las maltratan y les niegan derechos. El Estado se hizo humo y solo estuvo para condenarla. Les dejo un artículo de la Rolling Stone para que entiendan bien que pasó. Saludos.http://www.rollingstone.com.ar/649074

    ResponderEliminar
  5. Esa mujer además de asesina es idiota. Hay que ser muy estúpida para culpar de una violación a un ser indefenso e inocente. Que lo hubiera dado al estado y punto.

    ResponderEliminar