1 abr. 2012

Betty Beets


Cuando Betty Beets tenía 29 años, ya llevaba 14 de casada y era madre de seis hijos.
Betty se deshizo de su primer esposo y se casó con Billy York Lane, pintor de brocha gorda. Ella y Billy se llevaban mal hasta que Betty le propinó dos disparos en la espalda con su pistola de calibre 0,22. Billy se recuperó pero se negó a denunciar a su esposa.

Betty, quien entonces tenía 35 años, agarró a su hijo mayor, Bobby, y se fue a vivir a Little Rock, Arkansas, donde conoció a su tercer esposo, Ronnie Threlkeld. Después de que Betty intentara atropellarlo con su vehículo, Ronnie consiguió el divorcio.

Betty no tardó en llevar al altar a Doule Wayne Barker, su cuarto marido. Ella y Wayne llegaron a un acuerdo. Ella pagaría 9.000 dólares por una parcela de medio acre al lado del Lago Cedar Creek y él compraría una caravana por el mismo dinero. Parecía bastante justo pero había un problema: a Wayne le dio por maltratar a Betty. Divorciarse no era una buena opción. Wayne se quedaría con la casa rodante y ella con una parcela vacía. A Betty se le ocurrió algo mejor.Primero, cavó un agujero en su jardín. Luego, una tarde de 1981, cargó su Colt de calibre 0,38 y le disparó a Wayne tres tiros en la cabeza mientras dormía. Al día siguiente, con ayuda de una de sus hijas, enterró a Wayne y taparon la zona con vigas de hormigón.

Betty dijo que Wayne había abandonado a su familia. Librada de esta pesada carga, conoció a Jimmy Don Beets. El 19 de agosto de 1982, se casaron y se fueron a vivir a la caravana. Betty le pidió a Jimmy que construyera un cobertizo encima de las vigas de hormigón del jardín trasero. Después de asegurar la vida de Jimmy Don, Betty se dispuso a acabar con ella. Esta vez, con ayuda de uno de sus hijos, echó a su último esposo en un pozo del jardín trasero. A la mañana siguiente, rellenó el pozo y plantó flores encima.

Betty intentó explicar la ausencia de Jimmy Don, diciendo que había tenido un accidente de barco. Podía haber tenido éxito con este último asesinato si no se hubiera jactado de él en uno de los bares a los que acudía. En poco tiempo, uno de sus amigos bebedores fue a la policía. Con el tiempo, sus dos hijos confesaron haber ayudado a su madre a librarse de los dos cadáveres de sus maridos. El pozo y el cobertizo fueron desmantelados y los cuerpos extraídos. El 24 de febrero de 2000, 15 años después de los acontecimientos aquí descritos, Betty Beets fue ejecutada por inyección letal en Huntsville, Texas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario