4 abr. 2012

Yanelis Veras


En medio de reclamos de justicia velan esta noche al hombre que murió a manos de su mujer en el sector los Guarícanos de Villa Mella. Según testimonios, la víctima se había convertido en el verdugo de la homicida, a quien aún embarazada le partió la cabeza con un martillo.

En el velatorio de Johan Ramos hubo reclamos de justicia, pero pocos llantos. El hombre de 30 años murió a manos de su mujer Yanelis Veras, cuando supuestamente intentó quitarle la vida y ella se defendió apuñalandolo con una arma blanca.

El hombre dejó en la orfandad tres niños de entre 11 y cuatro años, la mayor dijo a Noticias Telemicro que fue testigo de cómo el hoy occiso le partió la cabeza con un martillo a su madre cuando estaba embarazada, esto fue confirmado por la homicida.

Pero este fue uno de los tantos maltratos que recibió Yanelis de parte de Johan, su cuerpo habla por si solo de las palizas que recibía, incluso por el solo hecho de querer estudiar, cuenta Yanelis Veras que cuando llegaba de la escuela su concubino le apagaba la luz y le propinaba tremenda golpiza.

Aunque dice que se arrepiente de lo sucedido, Yanelis asegura que solo se defendió y que ahora solo piensa en sus hijos, que según ella, también estaban atemorizados por la dictadura que impuso Johan en su hogar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario