2 oct. 2012

Anna Marie Hahn


Anna Marie Filser nació el 7 de Julio de 1906 en un pequeño pueblo ubicado en Baviera (Alemania) y era la menor de 12 hermanos.

Tras una infancia normal, durante su adolescencia se conviertió en una joven guapa con bastante éxito con los chicos, hasta que con 22 años de edad se quedó embarazada de un médico vienés que ejercía en Múnich.

Su familia se escandalizó ante este embarazo y, una vez que dio a luz, en el año 1929, la enviaron a Estados Unidos, aunque se quedaron con su hijo porque dudaban de la educación que Anna Marie pudiese darle.

Estando allí conoció a un emigrante de origen alemán como ella llamado Philip Hahn, con quien se casó en 1930.

Tras la boda el matrimonio fue a la casa paterna de Anna Marie para presentar a su marido y hacerse cargo de su hijo, a quien habían puesto el nombre de Oscar. En esta ápoca Anna comenzó a sentir atracción por el juego, lo que le llevó a quedar prácticamente en la ruina.

 En Marzo de 1933 conoció a un hombre llamado Ernst Kohler, de quien se hizo amiga rápidamente. Ernst murió el día 6 de Mayo dejando a Anna su casa en herencia. Albert Parker era un hombre de 72 años vecino de los Hahn a quien Anna empezó a cuidar puesto que poco antes se había quedado viúdo y estaba enfermo. Albert le había prestado 1.000 dólares a Anna, y ambos habían firmado un pagaré ante un notario; sin embargo, a la muerte de Albert (tres meses más tarde) dicho pagaré había desaparecido. Otro vecino de los Hahn, Jacob Wagner, murió súbitamente el día 3 de Junio de 1937 dejando en su testamento un legado de 17.000 dólares “a su querida sobrina Anna Hahn”.

Los familiares directos del señor Wagner se escandalizaron ante esto puesto que Anna no tenía nada que ver con su familia y era una pequeña fortuna para aquella época. Al morir Jacob comenzó a cuidar a George Gsellman, un hombre viudo de posibles que tenía 67 años de edad. George murió el 6 de Julio de 1937, un mes y tres días después que Jacob, dejando 15.000 dólares legados a Anna. Poco después de la muerte de George, los Hahn hicieron un viaje a Coloorado Springs. Durante ese viaje conocieron a Georg Obendoerfer, un zapatero que también estaba de visita. El señor Obendoerfer murió el 1 de Agosto de 1937 en lo que su hijo calificó como “una fatal agonía”.

Tanto se sorprendió que puso en conocimiento de la policía que sospechaba que Anna Marie podría estar implicada en la muerte de su padre. Ante esta denuncia, el juez ordenó que se le realizase una autopsia al cadáver. Una vez realizada, se descubrió que el señor Obendoerfer había fallecido a consecuencia de una intoxicación de arsénico.

Ante la alarma que generó este descubrimiento se decidió examinar también los cadáveres de las personas a las que Anna había estado cuidando y que le habían dejado, misteriosamente, grandes cantidades en sus respectivos testamentos. Anna fue detenida en cuanto finalizó la primera de las autopsias al ser detectado arsénico también en el segundo cadáver en ser examinado.

Finalmente fue condenada formalmente de cinco asesinatos en primer grado y se inició su juicio en medio de una gran expectación. Tras cuatro semanas de juicio, Anna fue encontrada culpable y sentenciada a muerte en Noviembre de 1937. El día 7 de Diciembre de 1938 Anna Marie Hahn fue conducida a la silla eléctrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario