13 oct. 2012

Omaima Nelson


Omaima Nelson, apodada por la prensa como la 'Hannibal Lecter' californiana por haber matado, descuartizado y cocinado al que fue su marido, William Nelson, en 1991, aseguró ante el panel que le denegó la libertad condicional que no es "un monstruo" y que lamenta haber cometido tan horrible crimen.

"Siento haber descuartizado a mi marido", explicó la modelo egipcia, que acaba de cumplir 20 años entre rejas en una prisión de California y que podría estar encerrada a perpetuidad. 

La audiencia permitió a Nelson explicar los hechos ocurridos en un apartamento de Costa Mesa, una localidad costera del sur de California. Insitió en la teoría de que su marido trató de estrangularla y que fue en ese momento cuando le golpeó en la cabeza con una lámpara para después clavarle unas tijeras en la espalda, las que a la postre acabaron con su vida. "

Si no me hubiera defendido, ya estaría muerta", aseguró la egipcia. "Siento lo que ocurrió, pero estoy feliz de haber podido sobrevivir". Lo que no admitió es haberse comido los órganos de su marido después de haberlos cocinado, pese al testimonio de su psiquiatra durante el juicio.

"No soy un monstruo". Su declaración no ha servido para que las autoridades que analizan sus caso hayan cambiado de opinión sobre el peligro que todavía supone para la sociedad, por lo que seguirá encarcelada de forma indefinida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario