13 oct. 2012

Daphne Abdela


Daphne Abdela era la hija adoptiva de una ex modelo francesa y un millonario norteamericano, ejecutivo de una panificadora.

Despreciaba los lujos de su familia sustituta y poco después de los 13 años, empezó a beber alcohol casi todos los días. Poco después de cumplir 15 años conoció a Christopher Vasquez, de su misma edad, que tomaba antidepresivos desde los 9, abrumado por la separación de sus padres, y que sufría de agorafobia, una enfermedad que le hacía sentir terror en los espacios públicos.

Era un ex monaguillo, ex boy scout y alumno de un prestigioso instituto privado. Este encuentro fue trágico: los dos chicos se amaron, se emborracharon, y de "aburridos" cometieron un crimen en el Central Park de Nueva York. Ocurrió la noche del 23 de mayo de 1997.

Ante la mirada de Daphne, el chico le asestó 50 puñaladas y le sacó las vísceras a Michael McMorrow, un agente inmobiliario de 44 años, que había estado tomando cerveza con ellos. Daphne había conocido a la víctima en un grupo de Alcohólicos Anónimos, en una de sus tantas recaídas en la bebida. La noche del crimen, Christopher tomó mucha cerveza.

La policía cree que el alcohol más los antidepresivos le provocaron un brote psicótico. McMorrow pesaba 40 kilos más que él, pero el chico dominó la situación y lo apuñaló. La Policía los detuvo fácilmente: siguió los rastros que habían dejado hasta el edificio en el que vivía Daphne. Allí hallaron ropas manchadas de sangre en su habitación. Luego, la chica contó todo. Cuando allanaron la casa de Vasquez encontraron el cuchillo con el que había matado a McMorrow. El joven también confesó. Poco tiempo después, la Justicia de Nueva York, como eran menores, los condenó a 10 años de prisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario