2 oct. 2012

Luo

Luo, una mujer china recién casada mató a su marido quemándolo vivo, tras una riña alentada por el alcohol, por haberse metido en la cama sin lavarse los pies, según informaron medios estatales. "Wang y su esposa, Luo, se casaron el 2 de febrero. 

La pareja discutía con frecuencia por cosas triviales", dijo la agencia de noticias oficial Xinhua, citando a un diario local. La pareja, oriunda de la provincia central Hubei, tuvo otra pelea en la noche del 4 de marzo, "y, frustrados, bebieron juntos una botella de licor para aplacar su ira". "A eso de las 10 de la noche, Luo vio que su marido se metía en la cama sin lavarse los pies. 

En un rapto de ira e intoxicación, prendió fuego las sábanas en las que él dormía", dijo diario. "Cuando él despertó, comenzaron a pelearse antes de que un muy borracho Wang se desvaneciera. Mientras el fuego consumía la habitación, Luo escapó hacia el salón, dejando a su media naranja a merced de las llamas", agregaban las informaciones. La mujer ha sido arrestada, señaló la agencia Xinhua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario