7 oct. 2012

Rosa María Lara Ramírez



 Frank Ariel y Joseph Valdez Lara, de 6 y 2 años, respectivamente murieron por las lesiones que les fueron causadas por su madre Rosa María Lara Ramírez, de 29, con un agente punzo cortante, según consta en el reporte del médico legista, luego de que se les practicara la autopsia de ley, mientras que la mujer falleció tras consumir un químico que aún no ha sido determinado. 

 De acuerdo a lo informado por las autoridades, los cuerpos fueron encontrados por Francisco José Valdez González, de 48 años, quien declaró ante las autoridades que los menores eran sus hijos. El hombre informó al agente del Ministerio Público que al llegar la casa que se localiza en un coto privado de la calle 2, en la colonia Loma Bonita, en Zapopan, la puerta estaba cerrada con llave, sin embargo, logró abrir y encontró a la mujer y a los niños inconscientes en una de las habitaciones por lo que de inmediato llamó a los paramédicos, quienes le confirmaron que habían muerto.

Por su parte, los peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses aseguraron una jeringa, una ampolleta vacía de un medicamento, así como productos de limpieza, los cuales se enviaron para ser analizados. En tanto, el médico legista reportó que el cuerpo de Frank Ariel presentaba tres heridas por agente punzo cortante en el tórax, mismas que le causaron la muerte, mientras que Joseph también tenía una lesión en el pecho que le quitó la vida, además de que en su sangre se encontró rastros de un químico. La madre de los menores tenía una lesión en el pecho, sin embargo, ella falleció por la intoxicación, pues consumió la misma sustancia que los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario