15 oct. 2012

Rasema Handanovic

El Tribunal de Crímenes de Guerra de Sarajevo ha sentenciado a Handanovic, asesina en serie de confesión musulmana, a 5 años de prisión por la liquidación de 18 civiles y 8 militares croatas en la población de Trusina (Herzegovina) en abril de 1993. 

La asesina, que mató sin piedad a indefensos civiles, ha visto reducida su condena por haber colaborado con la justicia musulmana de su país, mostrar “arrepentimiento” y confesar sus crímenes. Handanovic, miembro de las Fuerzas Musulmanas de Bosnia y cierta unidad “especial”.. experta en matanzas y torturas varias, emigró a Estados Unidos y obtuvo la nacionalidad de ese país en el que vivió con gran tranquilidad hasta que fue detenida y extraditada en abril 2011. 

Curiosamente, el arrepentimiento por sus atroces crímenes le sobrevino inesperadamente, justo después de ser detenida. No es sorprendente que Handanovic , criminal de la peor especie que había enviado a mejor vida a muchos cristianos, decidiera comenzar una nueva y grata existencia en el país que bombardeó Belgrado, colaboró en la desmembración de Yugoslavia y engendró la república narco-musulmana de Kosovo, un sumidero mahometano donde se ha procedido al despiece de serbios para vender sus órganos al mejor postor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario