15 oct. 2012

Stella Maris Díaz


Un hombre sufrió quemaduras en su rostro y en el tórax tras haber sido rociado con perfume y prendido fuego en una casa de la localidad bonaerense de Del Viso, partido de Pilar. Por el hecho fue detenida su ex esposa, cuyos familiares sostenían ayer que la Justicia había impuesto al hombre una restricción para acercarse a ella. 

 La víctima fue identificada por la policía como Carlos Blandes, de 47 años, quien se encuentra internado en observación en un centro asistencial, con quemaduras en el 14% de su cuerpo. Fuentes policiales y judiciales informaron a la agencia Télam que el hecho ocurrió el jueves último, cerca de las 21, en una casa situada en la calle Argerich 1444, en el barrio Villa del Carmen, Del Viso. En esa vivienda residía la ahora acusada, Stella Maris Díaz, de 43 años, que se había separado de Blandes hacía unos seis meses. 

En el mismo terreno también vive la madre del hombre. Según las fuentes, la noche del hecho Blandes llegó hasta ese lugar aparentemente a visitar a su madre, pero comenzó a discutir con su ex esposa. 

En ese contexto, fue rociado con perfume para la ropa y prendido fuego con un encendedor, según dijeron los informantes. Díaz fue luego detenida y quedó a disposición del fiscal de Pilar Gonzalo Acosta, que ya le tomó declaración indagatoria por el delito de tentativa de homicidio. 

 Voceros judiciales consultados por Télam precisaron que la mujer no respondió preguntas, aunque sostuvo que no había querido matar a Blandes, sino "asustarlo". Los investigadores creen que la acción contra Blandes que se atribuye a Díaz fue impulsiva y no premeditada, y que intentó auxiliar al hombre cuando éste se quemaba. 

En tanto, un sobrino de la mujer detenida, que se excusó de dar su nombre, dijo a Télam que sobre Blandes pesaba una "restricción de la Justicia y no podía acercarse a la casa de ella", cuestión que el fiscal Acosta aún procura acreditar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario