17 oct. 2012

Teah Wimberly


Marzo de 2010

Una alumna de 16 años de una escuela secundaria del sur de Florida fue condenada a 25 años de cárcel por el asesinato de otra estudiante, a la que disparó por un amor no correspondido, informó una fuente judicial. Teah Wimberly compareció en un tribunal de Fort Lauderdale (norte de Miami) ante el juez encargado del caso, John Murphy, quién le impuso una condena de 25 años de cárcel, como así había solicitado la Fiscalía.  

En diciembre pasado, un gran jurado había declarado a Wimbley culpable de asesinato en segundo grado por disparar y matar a su amiga y compañera de clase Amanda Collette, de 15 años, en un pasillo del centro escolar Dillard High School, en la ciudad de Fort Lauderdale. 

Al parecer, Wimberly, despechada por no ser correspondida sentimentalmente, abrió fuego contra Collette, quien fue encontrada inconsciente en el suelo de un pasillo próximo al aula de ordenadores del colegio. Está arrepentida La adolescente leyó en el tribunal una carta en la que pidió perdón a la madre de Collette y a toda su familia por el asesinato cometido. 

"Siento inmensa e intensamente lo que he hecho a su maravillosa hija", dijo. Expreso su pesar por el crimen cometido y aseguró: "Nunca me perdonaré lo que he hecho y no espero que me perdonen". El abogado de Wimberly explicó que su defendida, de acuerdo con el diagnóstico de un psiquiatra, padece una grave trastorno mental y que, la víspera de cometer el asesinato, se había ocasionado más de noventa cortes en el brazo con una cuchilla de afeitar.

1 comentario: